Blogia
Ucronías

Sentencia

 Curiosa la tesis del Tribunal Supremo al considerar que un registro de bautizados no es un fichero (RAE: "Conjunto organizado de informaciones almacenadas en un soporte común"), y ello so pretexto de que carecen de un carácter estrictamente organizado, ya que "resultan una pura acumulación que comporta una difícil búsqueda, acceso e identificación en cuanto no están ordenados ni alfabéticamente, ni por fecha de nacimiento, sino sólo por las fechas de bautismo". Me pregunto por qué razón si tan difícil es la búsqueda no se hace imposible o muy complicado obtener una partida de bautismo, no debe de resultar ningún arcano hacer una búsqueda siquiera por aproximación pues ¿habrá mucha gente que no tenga ni la más remota idea de cuando fue bautizado? Por otro lado aludir a que uno ha de conocer para rectificar un asiento del libro de bautismo la parroquia de su bautismo es de lo más peregrino.

 El asunto suena más a lo de siempre: mantenimiento de viejos privilegios, a "hacemos lo que queremos", a ser genuflexos ante un poder material que se sustenta en otro sobrenatural y por tanto falso hasta la médula.

 Que les aproveche.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres