Blogia
Ucronías

La tonta del bote

Esta señorita resultaría graciosa en sus "boutades" si el bote del que chupa fuese financiado por alguna fundación privada, las cuotas de los militantes de su partido o su señor padre, si es que esto último no le supune una afrenta.

Que un cargo ministerial y el consiguiente departamento que lo respalde estén ocupados en pleno por memeces del calibre que suelen gastar no es que borde el ridículo y la ofensa sino que entran en ello a saco.

Por cierto que si la señorita Aído tuviese dos dedos de frente, que parece carecer de ellos, se dedicaría a hacer honor a la denominación de su departamento y bien pudiera dedicar alguno de sus denodados esfuerzos hacia otras campañas como ésta, o como ésta, ¿o qué tal esta otra? Mírese en el diccionario de la RAE alguna de las entradas de "igualdad", si es que tal esfuerzo no le supone riesgo a su salud, o de lo contrario tenga la decencia de solicitar que se rebautice su Ministerio como el del Bochorno.

Ahora bien, personalmente les diré que este último tipo de anuncios me trae al fresco, se ven, uno se ríe con ello o no y se acabó el problema, no hay por qué emprender cruzadas ridículas, impostadas y sobre todo carísimas a costa del erario público.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres