Blogia
Ucronías

Ahora tocan las lecturas

 Y no de las jurídicas precisamente.

 Cierto es que mi primer deber será hacerla de ese tipo y cuanto menos echar un vistazo a la famosa sentencia del Constitucional.

 Sin embargo nada de triunfos para nadie, salvo para la demagogia programática tan al uso. Dudo mucho que con la ley y su refrendo en lectura jurisprudencial haya nadie con dos dedos de frente que considere un avance la imposición de estas cuotas.

 Y ello en especial por una razón: el criterio para marcarlas es la mera división de la sociedad en dos partes aproximadamente equivalentes en lo numérico, pero no se cuenta con el factor de la representatividad en la militancia partidaria, no superior al 35% para las mujeres en el mejor de los casos. Si se imponen cuotas más o menos paritarias se pueden llegar a absurdos como hombres exigiendo integrar en igualdad las listas de un hipotético partido lésbico radical, mujeres deseando ser mitad en las candidaturas a la federación de boxeo,...

 Por otro lado no seré yo quien rompa una lanza a favor de los poíticos, dando el beneficio de la duda a que haya sido alguna vez la capacidad el criterio a tener en cuenta para formar parte de una lista, pero de ahí a ver multiplicadas por dos las posibilidades de entrar en ella por el mero hecho de ser mujer media un mundo.

  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres