Blogia
Ucronías

Para recordar, aunque de nada sirva

Para recordar, aunque de nada sirva

Ahora llegan las campañas de limpieza, el bien impostado escándalo: hay que dejar el deporte y el ciclismo en particular limpio como una patena. Profesionales virtuosos como aficionados de club de barrio.

Sin embargo y precindiendo de aquello a lo que casi inevitablemente conducen contratos millonarios, campañas de publicidad, presiones federativas y deportistas inescrupulosos, ambiciosos o simplemente ingenuos, gran parte de la culpa de todo la tiene ese periodismo que hace no tanto cantaba a voz en cuello hazañas sobrehumanas, prodigios atléticos y superación de límites, ¡ah! y sin olvidar a todo ese público que se regodeaba con avidez en el esfuerzo ajeno, bien sentadito eso sí en su sillón y con cerveza fresca a mano o vociferando en la barra de un bar.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres