Blogia
Ucronías

Alumnos aplicados

Andaba leyendo estos días la obra de Sebastian Haffner "Alemania: Jekyll y Hide. 1939, el nazismo visto desde dentro" y me topaba con frases como éstas:

"Tienen una manera insuperable de desenmascararse, especialmente cuando un acto está ya consumado. Parece como si supieran que se lo pueden permitir, que hay algo en su público de lo que se puede abusar, que tal vez la gente quiera ser primero engañada y luego sorprendida con el resultado."

"¿Qué han hecho los alemanes en los últimos cien años con esa sana y tierna planta del "patriotismo"? Ante todo, se encuentren donde se encuentren, son conscientes de su "alemanidad". En las épocas más pacíficas, se pasean como si estuvieran en el salón de un teatro nacional, intentando temerosamente pensar "en alemán" sobre los asuntos más triviales, sentir "en alemán", amar "en alemán" y "acordarse sin cesar de que son alemanes". Pronto dejará de ser reconocible qué significa exactamente esa alemanidad. La "Alemania" que estos infelices han aprendido a pensar desde la mañana hasta la noche es algo así como una divinidad mística ¿Y de qué vive esa divinidad? De sacrificios."

Como complemento una sugerencia: la lectura de cualquier número al azar de "Gara".

¡Ah! y además un matiz, para algunos los únicos sacrificios concebibles son los ajenos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres