Blogia
Ucronías

Terciando

Terciando

No me queda otro remedio que estar en primera línea de combate en un contexto general de conflicto de intereses. Unas veces intentando mediar y conciliar y en otras con el único recurso de decidir que se ha de imponer una solución u otra. En la larga década que llevo haciéndolo apenas he podido topar con un puñado de ejemplos de honestidad o incluso de grandeza. pues el resto obedece únicamente a tres de los impulsos básicos de la conducta humana: obtener más dinero, alcanzar alguna mínima cuota de poder, para disfrutarlo mejor cuando más mezquinamente se ejerza, y también lograr que quien se tiene enfrente acabe por estar debajo para poder pisotearlo a gusto, defendiendo la anarquía para uno mismo y la dictadura para los demás.

Supongo que buena parte de lo que ocurre está vinculado a esta inevitable percepción.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres