Blogia
Ucronías

El gabinete

Las composiciones o remodelaciones gubernamentales y por ende las denominaciones ministeriales obedecen normalmente a los problemas y retos que se plantea una sociedad en un momento histórico determinado.

Permítame, Sr. Zapatero, que dude de que la igualdad sea el desafío más relevante que tiene este país ahora (y mucho menos como la conciben algunos de sus secuaces).

Le propongo en cambio que cree un ministerio para la estupidez y que se encargue personalmente de su gestión en honor a esa calidad de soberano estúpido de la que tanta gala hace.

¡Ah, y por cierto! Bienvenido a la fascinante tarea de estar al frente de una economía que va a crecer durante los próximos años al ralentí, a ver si de algo le sirven sus peroratas huecas para poner el asunto bajo disimulo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres