Blogia
Ucronías

A cada cual lo suyo

 Correctísimo su planteamiento , Sr. Arzobispo de Pamplona, me parece perfecto que usted preconice la dignidad y grandeza de un determinado modo de vivir y de morir y que quien desee apuntarse a él haga de su capa un sayo.

 De todos modos, y ya que es usted tan corajudo, le sugiero que la próxima ocasión en que se sienta usted enfermo no recurra a  ninguna clínica prestigiosa, ni siquiera a la medicina moderna, y siéntase sanado, confortado y a gusto con la que se practicaba hace un par de miles de años en la que, en efecto, probablemente no existiesen los cuidados paliativos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres