Blogia
Ucronías

El código Civil resiste

"El bofetón aún tiene defensores "

¿Y a qué viene el "aún"?

"Artículo 154

Los hijos no emancipados están bajo la potestad de sus progenitores
La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y comprende los siguientes deberes y facultades:
1. Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
2. Representarlos y administrar sus bienes.
Si los hijos tuvieren suficiente juicio deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.
Los padres podrán en el ejercicio de su potestad recabar el auxilio de la autoridad. Podrán también corregir razonable y moderadamente a los hijos."

Qué quieren que les diga, no veo precisamente a un legislador sediento de sangre, violencia y venganza tras estas frases. Tampoco percibo una sociedad de salvajes porque un 56% de la población apruebe ciertos métodos de reconvención.

Ahora bien, entresacado del artículo enlazado se lee por ejemplo esto: "Otra de las secuelas del castigo físico, dicen los especialistas, es la inhibición de los niños y jóvenes para expresar de otras formas sus propias frustraciones. Es decir, son niños que no están acostumbrados a que dialoguen con ellos para solucionar los problemas y, por tanto, ellos tampoco lo harán. Las actuaciones que se tienen con los niños no les influyen sólo en el presente, les marcan su futuro.". Pues nada, caballeros especialistas, dialoguen con un niño de cuatro o cinco años para solucionar el problema de cuando, por ejemplo, se empeña en que sea "so" cuando la sensatez e incluso su propio bien aconsejan que ha de ser "arre", y cuando le hayan convencido con sus buenos oficios vienen y nos lo cuentan.

 Toda esta pedagogía de baratillo sigue sin reconocer el valor esencial y moderador de la frustración y la negativa bien administradas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres