Blogia
Ucronías

Mundo alborotado IX

Mundo alborotado IX

Decidí que dejaría de deprimirme en adelante.

Me bastó con ver un día la cadena química del prozac y sentarme una tarde a contemplar a la gente en una cafetería de El Corte Inglés.

Si para millones de individuos la felicidad se encerraba en el señuelo contenido en una píldora de colores o en una cuenta corriente saneada y compartida me quedaría en adelante bien asentado en esa infelicidad que tan bien conozco.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres