Blogia
Ucronías

El país de nunca jamás

O más bien un candidato firme a protagonizar otra de esas periódicas y desgraciadas sangrías que asolan América del Sur desde ni se sabe cuándo.

No es cuestión de negarle al Sr. Morales su cargamento de buenas intenciones pero, seamos serios, ¿cuánto crédito merece un texto constitucional impregnado hasta el tuétano de derechos y garantías y que despacha los deberes de sus ciudadanos prácticamente en un solo artículo?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres