Blogia
Ucronías

Y como horizonte,... nada más allá del ombligo

Entre los muy diversos sumideros de dinero público que ha impuesto en este país el delirio de cierta progresía está la "labor" de variadísimos observatorios, mesas, institutos, grupos de trabajo o llámense como se desee.

Por ejemplo, toca perseguir la discriminación por sexo hallá donde esté. ¿Qué no la hay, que su impronta se puede considerar inocua o perfectamente asumible, que sólo desde la paranoia se puede percibir como algo grave? No importa, se magnifica el problema, se convierte en un demonio a perseguir con celo inquisitorial, se refuerza el rigor de los filtros para detectar desviaciones respecto de la utopía progre en cualquier circunstancia y así se justifica que el grifo de la subvención siga permanentemente abierto.

Como muestra: El estudio de 463 páginas disponible en pdf. del Instituto de la Mujer y el CIDE titulado "La diferencia sexual en el análisis de los videojuegos". Ahí van algunas trascendentes revelaciones del invento a la hora de analizar determinados videojuegos disponibles en el mercado:

.- Página 116, acerca de "Proevolution Soccer", juego de fútbol: "Centra toda la acción en la competición deportiva entre grupos masculinos, donde el valor fundamental es el triunfo y donde el videojugador masculino se identifica con su equipo y todos los demás son sus enemigos a batir. Algunos autores y autoras manifiestan que en este tipo de videojuego uno empieza a considerar al otro diferente un rival a batir y acaba eliminándole en otro tipo de videojuegos. No es un videojuego que atraiga a las mujeres. De hecho no ha sido elegido por ninguna como videojuego preferido, tanto entre las entrevistadas, como las observadas o las que han contestado a los cuestionarios. Este videojuego exalta el modelo masculino, distante y diferente no sólo de las mujeres, sino de lo femenino. Las cuotas de rudeza, competitividad y agresión configuran ese mundo masculino, ese ambiente “privado” y propio de una cultura “macho”.". Espantoso, ¿verdad?

.- Página 186, con relación a "Indiana Jones en busca de la Atlántida perdida"; huelgan detalles sobre su planteamiento: "Reproduce los estereotipos típicos y tópicos de héroe masculino protagonista que salva situaciones complicadas y resuelve problemas; duro y poco proclive a los entimientos o a expresar emociones; que maneja las situaciones conflictivas con dureza y sin concesiones y considera a las mujeres como objeto de conquista más que como compañeras con las que decidir conjuntamente las acciones a tomar. ". La leche.

.- Página 217, acerca del juego de acción bélica "Vietcong"; tampoco hay que explicar mucho sobre su contexto: "Un análisis de los personajes nos muestra un 100% de presencia masculina. En un contexto de guerra, la mujer se convierte en un ser invisible y absolutamente prescindible. Es un juego de guerra de hombres, donde todos los personajes son hombres incluso todos los que son matados. El dolor de las mujeres, las terribles consecuencias (violaciones, torturas, muertes, etc.) que sufren en estas guerras no
aparece. La vida cotidiana que tienen que mantener las mujeres, incluso en estas circunstancias, no aparece, no es importante, no trasciende. El cuidado del hogar, de las personas mayores, de los/as niños/as; el trabajo que tienen que seguir haciendo mientras los hombres se van a la guerra, a matarse unos a otros, eso no importa."
. Es un puñetero juego, intenta que pases el rato simulando que pegas tiros, no pegándolos de verdad.

Hay para elegir, son analizados en profundidad 46 videojuegos y unos cuantos más de modo somero.

Apañados vamos con estos pedagogos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres