Blogia
Ucronías

¡Acabemos con el estado del bienestar!... Sí, pero con el de otros, ¿eh?

Cuando hablan estos tipos , tan rigurosos, tan preocupados por el progreso (¿de quién?) podemos echarnos a temblar. Nada de discreción, se acabaron los banqueros en segundo plano, dejemos de lado los mensajes sutiles: si hay que sacrificar pensiones, poder adquisitivo, prestaciones sociales y sanitarias, etc., se sacrifican, no pasa nada; ¿que uno pierde su trabajo o enferma irremediablemente para poder volver a trabajar en mucho tiempo? por favor, para eso está la beneficiencia. Las declaraciones del enlace tienen ya unos años pero me temo que las intenciones subyacentes siguen igual de firmes. Eso sí, al señor Sáenz que no le toquen su contrato blindado, ni su plan de pensiones multimillonario. De tal cosa ni hablar, claro, que para qué sino ejerce de celoso vigía del futuro y el rigor presupuestario, y un sacrificio así hay que retribuírlo generosamente, faltaría más.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres