Blogia
Ucronías

Desintegración I

 
 
¡En cada adiós ella repetía que su deseo era llegar a vivir alguna vez conmigo!

 

 


 Yo entonces me despedía hasta la próxima, pensando en aquel número de teléfono que no era el suyo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres